PREVALENCIA Y SEVERIDAD DE ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA HOSPITAL ALBERTO SABOGAL SOLOGUREN 2017


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "PREVALENCIA Y SEVERIDAD DE ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA HOSPITAL ALBERTO SABOGAL SOLOGUREN 2017"

Transcripción

1 FACULTAD DE MEDICINA HUMANA SECCIÓN DE POSGRADO PREVALENCIA Y SEVERIDAD DE ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA HOSPITAL ALBERTO SABOGAL SOLOGUREN 2017 PRESENTADA POR JULIA RUTH FERNÁNDEZ MARTÍNEZ ASESOR ARMANDO ASUNCIÓN RODRÍGUEZ HUAYANEY TESIS PARA OPTAR EL GRADO ACADÉMICO DE MAESTRA EN MEDICINA CON MENCIÓN EN MEDICINA INTERNA LIMA PERÚ 2018

2 Reconocimiento - No comercial - Compartir igual CC BY-NC-SA La autora permite entremezclar, ajustar y construir a partir de esta obra con fines no comerciales, siempre y cuando se reconozca la autoría y las nuevas creaciones estén bajo una licencia con los mismos términos.

3 FACULTAD DE MEDICINA HUMANA SECCIÓN DE POSGRADO PREVALENCIA Y SEVERIDAD DE ENFERMEDAD ARTERIAL PERIFÉRICA HOSPITAL ALBERTO SABOGAL SOLOGUREN 2017 TESIS PARA OPTAR EL GRADO ACADÉMICO DE MAESTRA EN MEDICINA CON MENCIÓN EN MEDICINA INTERNA PRESENTADO POR JULIA RUTH FERNÁNDEZ MARTÍNEZ ASESOR MGTR. ARMANDO RODRÍGUEZ HUAYANEY LIMA, PERÚ

4 Jurados Presidente: Humberto Ricardo Poma Torres Miembro: Orlando Herrera Alania Miembro: Victoria Armas Rodríguez 2 ii

5 A mi madre, Delicia, fortaleza familiar A Luis, mi esposo, por su apoyo y comprensión A Cecilia, mi hija, motivo de superación 3 iii

6 AGRADECIMIENTO A Alfredo Aldama Figueroa, doctor en Fisiología, por sus valiosas sugerencias y constante apoyo en el desarrollo del presente trabajo, con preocupación y profundidad de maestro. iv 4

7 ÍNDICE Pág. Portada i Jurados ii Dedicatoria iii Agradecimiento iv Índice v Resumen /Abstract vi INTRODUCCIÓN ix CAPÍTULO I: MARCO TEÓRICO Antecedentes de la investigación Bases teóricas Definición de términos básicos 25 CAPÍTULO II: HIPÓTESIS Y VARIABLES Formulación de la hipótesis Variables y su operacionalización 29 CAPÍTULO III: METODOLOGÍA Tipo y diseño de la investigación Diseño muestral: población, universo, tamaño de muestra, muestreo o selección de la nuestra Procedimientos de recolección de datos Procesamiento y análisis de los datos Aspectos éticos 34 CAPÍTULO IV: RESULTADOS 36 CAPÍTULO V: DISCUSIÓN 43 CONCLUSIONES 51 RECOMENDACIONES 52 FUENTES DE INFORMACIÓN ANEXOS Anexo 01: Ficha de recolección de datos 5 v

8 RESUMEN El principal objetivo del presente trabajo fue identificar la prevalencia y severidad de la enfermedad arterial periférica (EAP) de los miembros inferiores en los pacientes hospitalizados del Hospital Alberto Sabogal Sologuren. La investigación correspondió a un diseño de tipo cuantitativo, descriptivo, observacional, transversal y prospectivo. El diagnóstico clínico se basó en la clasificación de Fontaine y se utilizó el índice tobillo brazo con un valor de corte menor de 0,9. La muestra estuvo conformada por 200 pacientes mayores de 50 años (40% femeninos y 60% masculinos) cuyo promedio de edad fue 69.9 años+/- 11,01. La prevalencia (intervalo de confianza IC 95%) de la EAP fue de 75,6%, varones (76,6%) y mujeres (74,3%), p < 0,05. La severidad en las formas críticas y calcificadas fue más frecuente entre varones. Las formas leves fueron más frecuentes en mujeres. El 7,5% (15) pacientes presentaron signos de calcificación arterial. El 6,66% de varones presentaron lesiones críticas. El análisis multivariable mostró factores asociados a EAP, hipertensión arterial (84,8%, IC 95%), dislipidemia (60%, IC 95%) y diabetes mellitus (52,9%, IC 95%) El hábito de fumar y EAP se presentó en el 75,1%. Se encontró sobrepeso en el (31,9%) y obesidad (21,6%). La frecuencia de EAP con un factor de riesgo fue 68,8%, con dos factores alcanzó el 80%. La enfermedad cardiovascular estuvo presente en el 45,9%, la enfermedad cerebrovascular en 36,2%, y ambas formas en el 22,1%. La EAP de las extremidades se asocia a enfermedad cardiovascular y cerebrovascular. En relación al odds y el odds ratio para las variables estudiadas y presencia de EAP resultó mayor de forma estadísticamente significativa para el 95%. Palabras clave: prevalencia, enfermedad arterial periférica, índice tobillo brazo. 6 vi

9 ABSTRACT The main objective of this study was to identify the prevalence and severity of peripheral arterial disease (PAD) of the lower limbs in hospitalized patients at the Alberto Sabogal Sologuren Hospital. Research corresponded to a quantitative, descriptive, observational cross sectional and prospective design. The clinical diagnosis was based on the classification of Fontaine and the index ankle arm with a value of less than 0,9 court was used. The sample was formed by 200 patients over the age of 50 years with an average of 69, 9 years +/- 11,01. The prevalence of PAD (95% CI confidence interval) was 75,6%, male (76,6%) and women (74,3%), p<0,05. The severity in the critical and calcified ways was more frequent among men. Mild forms were more frequent in women. 7,5% (15) patients showed signs of arterial calcification. 6,66% of men presented critical forms. The multivariate analysis showed factors associated with PAD, hypertension (84,4%,95 CI), dyslipidemia (60%,CI 95%) and diabetes mellitus (52,9, 95% CI). The smoking habit and PAD arose in the 75,1%.Overweigth was found in 31,9% and obesity in 21,6%. Cardiovascular disease was present in 45,9%, cerebrovascular disease in 36,2%, and both forms 22,1%. PAD of the lower limbs is associated with cardiovascular and cerebrovascular disease. Odds and odds ratio for the studied variables were stadistical significance for 95%. Keywords: prevalence, peripheral arterial disease, ankle brachial index. vii 7

10 INTRODUCCIÓN Se desconoce la prevalencia de la enfermedad arterial periférica en la población peruana y su relación con la severidad en las diferentes presentaciones clínicas, localizaciones en otros territorios arteriales y factores de riesgo. Una primera aproximación a este problema es la cuantificación de la enfermedad arterial periférica en la población hospitalaria, dato fundamental para el cálculo del tamaño de muestra necesario para un estudio futuro a nivel poblacional. Si bien el concepto de enfermedad arterial periférica incluye a las arterias de los territorios cerebrales intra y extracraneales. En este estudio nos limitamos a la enfermedad arterial periférica de los miembros inferiores. Las manifestaciones clínicas de la enfermedad arterial periférica de las extremidades son causa importante de algunas enfermedades agudas y crónicas, se asocian con disminución de la capacidad funcional y de la calidad de vida de los pacientes, llevan a amputaciones de miembros inferiores y aumentan el riesgo de muerte de los pacientes que las padecen. Los adultos hospitalizados en el Servicio de Medicina Interna presentan patologías múltiples asociadas con un importante porcentaje de enfermedad aterosclerótica. Es frecuente observar pacientes con problemas cardiacos o infartos cerebrales en quienes las manifestaciones clínicas de la aterosclerosis no fueron identificadas. La enfermedad arterial periférica es común; pero su diagnóstico, con mucha frecuencia, no se diagnostica por la ausencia de síntomas en los pacientes que la padecen. Solo la presentación de claudicación intermitente, la existencia de dolor en reposo o la presencia de úlceras isquémicas son síntomas que alertan acerca de la existencia de la misma. viii 8

11 En pacientes ancianos, la primera manifestación de una enfermedad arterial periférica puede ser la gangrena, ya que la ausencia de movilidad activa de estos pacientes no permite la detección temprana del daño vascular. Para que la existencia de enfermedad arterial periférica tenga traducción clínica, es necesaria una reducción aproximada del 50% del diámetro de la luz arterial. Por esta razón, la prevalencia de la enfermedad arterial periférica es mayor que la presencia de signos de isquemia en los miembros inferiores. El empleo de herramientas de diagnóstico no invasivas, como el índice tobillo brazo, permite aumentar la sensibilidad y la especificidad de la medición de la prevalencia de enfermedad arterial periférica. Este índice se ha convertido en los últimos años en la herramienta fundamental para el diagnóstico de enfermedad arterial periférica en la práctica clínica habitual. La determinación de este índice también permite realizar estudios de la severidad de la enfermedad arterial periférica y clasificarla en media, moderada y severa. Los pacientes con enfermedad arterial periférica presentan un riesgo mayor de morir por infarto agudo de miocardio y una mayor mortalidad, comparada con individuos sin enfermedad arterial periférica. Esta afirmación también es válida para pacientes sin síntomas de enfermedad arterial periférica, pero con un índice tobillo brazo disminuido. Algunos factores de riesgo, como dislipidemia, diabetes mellitus, hipertensión arterial y el hábito de fumar, pueden modificar de forma sustancial el papel de la edad, el género y la herencia sobre la aterosclerosis. La mayoría de los factores de riesgo son aditivos, por lo que resulta más fácil predecir el riesgo relativo que el riesgo absoluto. Utilizando como herramienta el índice tobillo brazo y un valor de corte menor a 0,9, la prevalencia de enfermedad arterial periférica en la población general entre 25 y 60 años es de 0,7% para mujeres y 1,3% para varones. Sin embargo, depende del punto de corte seleccionado. ix 9

12 La existencia de factores de riesgo o de edad avanzada pueden modificar de forma importante los valores de prevalencia encontrados. En pacientes mayores de 90 años, la segunda intervención quirúrgica más frecuente es la amputación de los miembros inferiores. El diagnóstico temprano de enfermedad arterial periférica es fundamental para el desarrollo de estrategias adecuadas de prevención de amputaciones, enfermedad cardiovascular, enfermedad cerebro vascular y mortalidad cardiovascular general. En el Perú, no existen estudios sobre la prevalencia de la enfermedad arterial periférica en la población general o en poblaciones seleccionadas. Tampoco se han encontrado reportes que relacionen la existencia de enfermedad arterial periférica con los factores de riesgo conocidos de esta enfermedad. Conocer la relación entre el índice tobillo brazo y la enfermedad arterial periférica de los pacientes del hospital Alberto Sabogal Sologuren, es de necesidad y utilidad en la clínica médica y en la prevención. Los resultados de este proyecto dotaran al hospital de información básica acerca de la magnitud del problema estudiado, lo cual permitirá desarrollar políticas de salud basadas en una mejor información. Identificar la presencia de enfermedad arterial periférica temprana, evita la aparición de complicaciones cardiovasculares, disminuye la morbilidad y el riesgo de amputación de miembros inferiores. Los pacientes, diagnosticados como portadores de enfermedad arterial periférica subclínica, serán tributarios de medidas de prevención, control y tratamiento tendientes a disminuir la frecuencia de apariciones tardías de esta enfermedad. Proponer la determinación del índice tobillo brazo en la práctica clínica diaria y apuntar a la prevención de la enfermedad arterial periférica beneficia a los pacientes y disminuye costos a la institución. Generar una base de datos que permitirá el control estricto de los pacientes y el desarrollo de investigaciones futuras. 10 x

13 El problema planteado era evaluar la prevalencia y severidad de la enfermedad arterial periférica en la población de pacientes hospitalizados del Hospital Alberto Sabogal Sologuren. Los objetivos fueron, describir su distribución según edad y sexo, identificar los factores de riesgo diabetes mellitus, hipertensión arterial, dislipidemia y hábito de fumar, son más frecuentes en los pacientes hospitalizados, determinar si las formas de presentación son más severas e identificar la presencia de enfermedad cardiovascular y cerebrovascular asociada. Este trabajo tiene el propósito de identificar la magnitud del problema y alertar a las autoridades para la toma de decisiones, relacionadas con la cantidad de recursos necesarios para enfrentar esta problemática. 11 xi

14 CAPÍTULO I: MARCO TEÓRICO 1.1 Antecedentes de la investigación Referente a las publicaciones asociadas al tema de investigación, en 2016, España Alzamora M. et al., realizaron un estudio de cohorte luego de cinco años de seguimiento para determinar la incidencia de enfermedad arterial periférica (EAP) y la evolución del índice tobillo brazo (ITB). La investigación, detectó 95 nuevos casos, concluyendo que la EAP es mayor en varones (10,2%) que en mujeres (7,5%), especialmente en menores de 65 años. El tabaquismo, edad y la limitación de actividad física fueron los factores más frecuentemente asociados con la disminución en el ITB y la aparición de EAP. 1 Chanana F. et al., 2016, Angola del Sur, en un estudio transversal con 115 pacientes mayores de 40 años, evaluados con un cuestionario sobre estilo de vida, historia médica y la medición del ITB, encontraron la prevalencia en 42,6%. Entre los pacientes con EAP 95,92% presentaron enfermedad leve y 4,08% enfermedad moderada severa. El principal factor de riesgo para EAP fue la edad (mayores de 60 años). La prevalencia fue ligeramente mayor en varones y sujetos hipertensos, sin significación estadística. 2 Yeboah K. et al., en Ghana 2016, en un estudio de diseño caso control, investigaron la relación entre el ITB y los índices de obesidad en ghanianos, sin historia de enfermedades cardiovasculares. Se tomó el ITB en 623 pacientes y se clasificó EAP con ITB menor igual 0,9 en 261 pacientes y no EAP con ITB mayor 0,9 en 362 pacientes. Los sujetos con EAP tuvieron mayor IMC (29.8 vs 26.5 kg/m2) y mayor circunferencia abdominal que los sujetos sin EAP. En el modelo logístico multivariable el IMC mayor igual a 30 kg/m2 se asoció doblemente a EAP. 3 Trujillo J. et al., 2014, realizaron un estudio descriptivo, prospectivo, 12

15 transversal sobre prevalencia de EAP en población mexicana derechohabiente. Se estudiaron 300 pacientes mayores de 50 años, el promedio de edad fue de 65.9 años. Los pacientes no tenían antecedente de EAP, se aplicó el cuestionario de Edimburgo e ITB como prueba confirmatoria. La prevalencia de EAP fue de 7,66%. Los principales factores de riesgo identificados fueron el sexo masculino, edad avanzada, tabaquismo y diabetes mellitus tipo II. 4 Kaan S.et al., 2014, en un estudio transversal con 660 personas, sobre prevalencia del ITB bajo y su relación con riesgo cardiovascular en una población urbana en Turquía, determinaron la asociación de factores de riesgo en mayores de 30 años, mediante el ITB para relacionar el impacto con el riesgo de enfermedad coronaria y la reclasificación del riesgo. La prevalencia de ITB menor de 0,9 fue de 6,3%. Los factores de riesgo asociados fueron: fumadores 5,07%, historia de enfermedad cardiovascular 6,83%, hipertensión arterial 2,58%, diabetes 3,25% y diámetro abdominal incrementado 2,24%. Cuando se relacionó el ITB, 3,5% de los pacientes con riesgo cardiovascular bajo o intermedio, fueron reclasificados como alto riesgo. La selección de pacientes con uno de estos factores de riesgo e ITB bajo puede ayudar a la reclasificación a la categoría de alto riesgo. 5 Félix-Redondo F. et al., 2012, España, en un estudio transversal con 2833 pacientes entre 25 y 79 años, determinaron la prevalencia y características clínicas de EAP en la población general. Se consideró diagnóstico de EAP un ITB menor de 0,9. Se utilizó el cuestionario de Edimburgo para identificar formas sintomáticas. La prevalencia de EAP fue del 3,7%, el 5,0% en varones y el 2,6% en mujeres A partir de los 50 años fue 6,2%, a los 60 años 9,1% y a los 70 años 13,1%. La enfermedad era asintomática en el 13,3% de los casos. El uso del ITB, aumentó al 32,7% los casos de riesgo coronario alto. Se 13

16 halló asociación positiva de EAP con la edad, tabaquismo, hipercolesterolemia, sedentarismo, microalbuminuria, y enfermedad cardiovascular. Se aconseja el uso del ITB para el diagnóstico de EAP, debido a la baja prevalencia de las formas sintomáticas y su capacidad para cambiar el riesgo coronario estimado. Tabaquismo e hipercolesterolemia son los principales factores de riesgo. 6 Sanghyun A. et al., 2012, en Corea, realizaron un estudio prospectivo con 576 pacientes, Se evaluó la prevalencia de EAP en pacientes hospitalizados con enfermedad coronaria o cerebrovascular. Grupo control fueron 424 pacientes hospitalizados en el servicio de Cirugía, mayores de 50 años. La prevalencia de EAP fue significativamente mayor en el grupo de estudio que el grupo control 7,6% Vs. 1,7%. Se utilizó el ITB, punto de corte 0,9 para diagnóstico. Para analizar la relación entre EAP y las otras enfermedades vasculares, se agruparon los pacientes en cuatro grupos. Grupo A (no enfermedad coronaria, no enfermedad cerebrovascular), Grupo B (solo enfermedad coronaria), Grupo C (solo enfermedad cerebrovascular), Grupo D (enfermedad coronaria y enfermedad cerebrovascular). Comparados con el grupo A, los grupos con otras enfermedades vasculares, B, C y D tenían significativamente mayor prevalencia de EAP, diabetes, dislipidemia, insuficiencia renal y claudicación. En este estudio se observó la tendencia de los pacientes con enfermedad coronaria o cerebrovascular a presentar EAP. 7 Urbano A.et al., 2012, Colombia, en un estudio observacional, descriptivo, transversal, en mayores de 40 años sin distinción de género, encontraron la prevalencia de EAP en 4,8%, en mayor proporción en mujeres (5,2%) que en hombres (3,6%). La edad promedio de la población correspondió a 61,24 y el 90 % provenían de la zona urbana. Se determinó EAP en sujetos 14

17 con ITB menor de 0,9. Los principales factores de riesgo asociados a la enfermedad fueron: hipertensión, tabaquismo, diabetes mellitus tipo 2, dislipidemia y nivel educativo. El 48,9% de los sujetos con EAP no presentaban claudicación. 8 Sarangi et al., 2012, en el estudio sobre correlación entre la EAP y enfermedad arterial coronaria, utilizó el ITB corte menor de 0.9, en población hindú, en 182 pacientes mayores de 45 años. Encontraron EAP en 32 pacientes, el 18% del total y 15 de ellos presentaban enfermedad coronaria. Hay una fuerte correlación entre EAP y Enfermedad coronaria. 9 Sy et al., en 2012, estudiaron la prevalencia de ateroesclerosis relacionados a las enfermedades y factores de riesgo en las Filipinas. El estudio se realizó en adultos mayores de 20 años. Se utilizó un cuestionario, medidas antropométricas, exámenes de sangre, se determinó la prevalencia de aterosclerosis en relación a las enfermedades y factores de riesgo. La prevalencia de hipertensión arterial fue de 20,6%, diabetes 3,9%, dislipidemia 72% y tabaquismo 32%. La prevalencia de obesidad fue 4,9% y 10,2% y 65,6% por medio del perímetro abdominal y de caderas, en ambos sexos. La prevalencia de enfermedad coronaria, cerebrovascular, y enfermedad arterial periférica fue de 1,1%, 0,9%, y 1%. La prevalencia de los factores de riesgo para aterosclerosis fue mayor en 2008 que en 2003, aunque el incremento de diabetes no fue significativo y el tabaquismo disminuyó. 10 Bergiers S. et al., 2011, en Bélgica, en un estudio transversal sobre prevalencia del ITB bajo en sujetos mayores de 80 años, para determinar la precisión diagnóstica de la historia médica y del examen clínico del ITB bajo, e investigar la diferencia en función de la actividad física entre pacientes con o sin ITB bajo. Se reclutaron 239 pacientes mayores iguales a 80 años. Se utilizaron tres criterios de exclusión: necesidad médica urgente, con tratamiento paliativo 15

18 y demencia severa conocida. La evaluación clínica incluyo examen mental, escala de depresión geriátrica, (GDS-15), actividades de la vida diaria, test de Tinetti y el cuestionario de actividad física LAPAQ. Se encontró ITB bajo en 40% de pacientes. No fue posible identificar factores de riesgo cardiovascular en pacientes con ITB bajo. La morbilidad cardiovascular tuvo una sensibilidad de 65,7% y una especificidad de 48,69%. Las palpaciones de las arterias periféricas mostraron un alto valor predictivo negativo 77,7%. La prevalencia de EAP en pacientes mayores de 80 años es muy alta. No fue posible identificar en pacientes con ITB bajo, los factores de riesgo cardiovascular y la presencia de morbilidad cardiovascular. 11 Cimminiello et al., 2011 en el estudio transversal Pandora, evaluaron 9816 pacientes, que presentaban algún factor de riesgo cardiovascular, la edad promedio fue 63.4 años. El objetivo primario fue evaluar la prevalencia de EAP en pacientes asintomáticos mediante el ITB. Los objetivos secundarios incluyeron la evaluación y el tratamiento de los factores de riesgo cardiovascular. La prevalencia de EAP fue 17,8%. La prevalencia de EAP en Grecia fue 28%, en Italia 22,9%, en Francia 12,25%, en Bélgica 7,0%, Países Bajos 8,1% y en Suiza 12,2%. Factores de riesgo como tabaquismo, hipertensión arterial, colesterol HDL bajo, historia familiar de enfermedad coronaria y hábito de ingesta de alcohol moderado o alto estuvieron significativamente asociados a EAP asintomática. Los pacientes tratados con estatinas fueron significativamente menos propensos a sufrir EAP asintomática, asimismo esta presentación fue más frecuente en pacientes sin riesgo cardiovascular, la mayoría de los cuales no eran candidatos para ser evaluados con el ITB. Los hallazgos sugieren que estos pacientes deberían ser cuidadosamente examinados en la práctica clínica y debe medirse el ITB. 12 Sanna G. et al., 2011, enrolaron 5298 sujetos italianos del estudio original de Pandora (51,6%) del total. El promedio de edad fue 63,9 años, el 22,9% de sujetos presentaron EAP asintomática. 16

19 La EAP asintomática es altamente prevalente en los italianos, la mayoría de los cuales no eran candidatos para ser evaluados con el ITB, según las guías de tratamiento. Esta población comparativamente con las de otros países del estudio Pandora, tiene restricción en la indicación médica de estatinas, por lo que se sugiere el uso del ITB para para la identificación de pacientes de alto riesgo, que permita el tratamiento temprano y la reducción de las muertes por problemas cardiovasculares. 13 Bozkurt et al., Turquía 2011, en un estudio multicéntrico transversal, evaluaron la presencia de EAP por medio del ITB, en pacientes con enfermedad cardiovascular y/o cerebrovascular, o por lo menos un factor de riesgo para aterotrombosis. Se enrolaron un total de 530 pacientes, entre años, promedio de edad 63.4 años. El 88,7% de pacientes presentaron hipertensión arterial y 65,7% dislipidemia. Un tercio del total de pacientes presentaron síntomas de EAP y el pulso pedio fue negativo en el 6,5% de pacientes. La frecuencia de ITB bajo fue del 20% en el total de la población estudiada. En los mayores de 70 años la frecuencia fue de 30%. El incremento del ITB bajo se asoció a mayor edad, mayor número de factores de riesgo, y hallazgos físicos en relación a EAP. No hubo diferencia de género en la prevalencia de ITB bajo. 14 Alzamora M. et al., 2010, Barcelona, evaluaron EAP en mayores de 49 años, en un estudio multicéntrico, transversal, seleccionados aleatoriamente de 28 centros de atención primaria, utilizaron el ITB, valores menores de 0.9 fueron considerados como diagnóstico de enfermedad. La prevalencia de EAP fue de 7,6%, en varones 10,2% y mujeres 5,3%. El análisis multivarianza mostró como factores de riesgo: sexo masculino, edad, incapacidad para realizar actividad física, limitación leve, sensación de falta de aire durante el ejercicio, fumadores, hipertensión arterial, diabetes, enfermedad cardiovascular previa, hipercolesterolemia e hipertrigliceridemia. El índice de masa corporal mayor igual 25 kg/ m 2 y caminatas mayores de 17

20 siete horas por semana fueron encontrados como factores de protección. La prevalencia de EAP es baja, mayor en varones, se incrementa con la edad en ambos sexos. Se encontró un efecto protector en el ejercicio físico y el sobrepeso. 15 Selvin E.et al., 2010 Estados Unidos, en mayores de 40 años, en un estudio transversal, encontraron la prevalencia de EAP en 4,3%. El diagnóstico de enfermedad se realizó con el ITB menor de 0.9 en ambas extremidades. Entre los mayores de 70 años la prevalencia fue 14,5%. En el análisis logístico entre edad y género, se asoció a la prevalencia de EAP; la raza negra 2,83%, fumadores 4,46%, diabetes 2,71%, hipertensión 1,75%, hipercolesterolemia 1,68% y función renal disminuida 2%. Más del 95% de las personas con EAP presentaron uno o más factores de riesgo cardiovascular. La prevalencia se incrementa con la edad afectando en forma desproporcionada a la raza negra. 16 Los estudios sobre EAP son muy escasos en Perú, se mencionan en trabajos de investigación de hipertensión arterial, o se describen como reporte de casos. Otras investigaciones reportan la utilidad de las pruebas de diagnóstico para EAP. Sin embargo, no se conoce la prevalencia ni la severidad de EAP. 1.2 Bases teóricas Enfermedad arterial periférica La enfermedad arterial periférica (EAP) es la enfermedad oclusiva de las arterias distales a la bifurcación de la aorta, sin embargo, este término se utiliza para referirse a la enfermedad arterial crónica de los miembros inferiores de origen ateroesclerótico. Está constituida por un conjunto de síndromes arteriales originados por alteraciones estructurales y o funcionales de las arterias que irrigan las extremidades. Existen numerosas alteraciones fisiopatológicas que pueden contribuir a la formación de aneurismas o estenosis arteriales, pero la aterosclerosis es el proceso que con mayor frecuencia afecta a la arteria aorta y a sus ramas. 18

21 Estas alteraciones producen disminución del flujo arterial, lo que a su vez origina el dolor en las extremidades durante la marcha, claudicación intermitente. El curso de la EAP puede ser asintomático, característica que dificulta el diagnóstico temprano. Cuando se presenta sintomatología, por lo general, son estados avanzados, que ensombrecen el pronóstico del paciente. La aterosclerosis es la causa más frecuente de los problemas arteriales en las extremidades inferiores. La insuficiencia arterial de las extremidades inferiores es una entidad compleja que se ha incrementado y se ha convertido en la causa más frecuente de amputaciones por enfermedad vascular degenerativa, según los informes de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La presentación clínica inicial de la EAP está relacionada con el aporte de oxígeno y nutrientes que llevan las arterias, lo cual a veces puede confundirse con neuropatías, miopatías o enfermedades articulares degenerativas. Otros síntomas de enfermedad arterial periférica incluyen cambios en la piel, color, atrofia dérmica o sub dérmica, perdida del vello cutáneo, impotencia eréctil en varones, heridas en zonas de presión que no cicatrizan, debilidad o pesadez en los músculos, palidez al elevar los miembros inferiores y uñas gruesas y opacas. La presentación sintomática se caracteriza por dolor atípico en miembros inferiores claudicación intermitente e isquemia critica de la extremidad. La isquemia en las extremidades puede ser precoz o tardía. Precozmente origina dolor, palidez del miembro, frialdad, impotencia funcional o ausencia de pulsos. Tardíamente produce hipostesias o anestesia, cianosis, flictenas, rigidez muscular y gangrena. La EAP asintomática es más frecuente que la forma sintomática, demostrado mediante el indice tobillo brazo en los trabajos de Edinburgh Artery Study (1992), Framingham Study ( ), estudio de San Diego 17 (1992) y el estudio Rotterdam 18 (1998). De acuerdo al cuadro clínico, existen dos sistemas de clasificación, el de 19

22 Fontaine y el de Rutherford, basados en la gravedad de los síntomas y la presencia de indicador de enfermedad oclusiva (Tabla 1). El diagnóstico de EAP se realiza mediante la anamnesis y el examen físico completo, evaluación de la presión arterial en ambos miembros superiores, examen cardiológico, examen del abdomen incluyendo la palpación y la auscultación para detectar aneurismas abdominales y la auscultación de soplos. El examen vascular debe ser completo y comprende la evaluación de todos los pulsos periféricos, carótidas, radial, femoral, poplítea, pedio y tibial posterior. La escala para valoración es la presencia o ausencia del mismo, va del (cero) ausente, disminuido (1) y normal (2). Para que la existencia de una enfermedad arterial periférica tenga traducción clínica, es necesaria la reducción de al menos el 50% del diámetro de la luz arterial. Por esta razón, la prevalencia de EAP es mayor que la prevalencia de signos de isquemia en los miembros inferiores. 19 El índice tobillo brazo (ITB) es la herramienta diagnóstica para EAP. Valores entre 0,9 y 0,7 indican inicio de lesión estenótica arterial. Entre 0,69 y 0,40 lesión moderada y valores menores a 0,39, indican enfermedad arterial severa. La isquemia crítica se presenta por debajo de 0,25. Con mucha frecuencia el diagnóstico no se realiza por la ausencia de síntomas en los pacientes que lo padecen. Solo la presencia de claudicación intermitente, la existencia de dolor en reposo o la presencia de úlceras isquémicas son síntomas que alertan acerca de la existencia de la misma. En pacientes ancianos la primera manifestación de una enfermedad arterial periférica puede ser la gangrena, ya que la ausencia de movilidad de muchos de ellos, no les permite manifestar síntomas. 20

23 Tabla 1: Clasificación clínica de EAP Estadio Clasificación Fontaine Clasificación de Rutherford Síntomas Grado Categoría Síntomas I No 0 0 No II Claudicación I 1 Leve intermitente 2 Moderada 3 Severa III Dolor en reposo II 4 Dolor en reposo IV Úlcera o gangrena III 5 Menor pérdida tisular 6 Mayor pérdida tisular Presencia y severidad de enfermedad arterial periférica La clasificación de la severidad de la lesión arterial se determina por medio del índice tobillo brazo. Un índice tobillo brazo menor de 0.9 presenta una sensibilidad del 95% y una especificidad del 99% en detectar la enfermedad arterial periférica en comparación con la arteriografía. La determinación de este índice también permite realizar estudios de la severidad de la enfermedad arterial periférica y clasificarla en leve 20, 21, 22 moderada y severa. El riesgo de pérdida de extremidad en un paciente con claudicación intermitente es de 2% a los cinco años, en relación a la morbimortalidad cardiovascular. El 20% presentan eventos cardiovasculares no letales, infarto de miocardio o cerebral. Al año, el 50% de pacientes que presentan isquemia crítica de las extremidades viven con sus extremidades, el 25% requiere amputación y el 21

24 25% restante presenta mortalidad cardiovascular. 23 La morbilidad de miembros inferiores; a los cinco años se presenta claudicación estable en el 70-80% de casos, empeoramiento de la claudicación en el 10-20% de casos e isquemia critica en 1-2% de casos que van a la amputación Prevalencia de la enfermedad arterial de las extremidades Según Diehm 24 y Fowkes 26 la prevalencia de la EAP varía según los métodos diagnósticos utilizados y la población estudiada. Se estima en cerca del 3 y 29% en la población de mayores de 55 años. Crawford 27 estima la prevalencia de EAP en las formas sintomáticas y asintomáticas en 13% entre los mayores de 50 años. La EAP sintomática afecta al 5% de las poblaciones entre 55 y 74 años. Bendermacher 28 señala que la EAP asintomática afecta a mayores de 65 años en el 12% y la forma sintomática en 8% detectada por ITB menor de 0,9 además de dolor en reposo, ulceras isquémicas o gangrena. Tabla 2: Prevalencia mundial de EAP en población de mayores de 50 años Estudio País Población Edad Prevalencia EAP % Fowkes et al. UK Meijer et al. Países bajos 6450 > Fabsitz et al. Estados Unidos Diehm et al. Alemania 6821 > He et al. China 2334 > Sritara et al. Tailandia Sigvant et al. Suecia Kumar et al. África del Sur 542 > Tekin et al. Turquía Gulf Race Países árabes La prevalencia de EAP es mayor entre los varones, en presencia de otros factores 2, 12, 26, 33, 34, 35 de riesgo y se incrementa con la edad. Algunos estudios han demostrado diferencias raciales, señalan que la raza negra 22

25 16, 32 tiene mayor riesgo de presentar EAP que la raza blanca. 16, 17 Entre los Hispanos, los rangos son variables entre 1,8% y 13.7%. Rosero, 31 refiere que el grupo hispano presenta gran prevalencia de diabetes mellitus, por lo que es de esperar que estos valores sean mayores. En la población general según los diversos estudios clínicos realizados, la prevalencia de la enfermedad arterial periférica se incrementa con la edad y con la presencia de comorbilidades, insuficiencia cardiaca, enfermedades articulares degenerativas, etc. que mantienen al paciente postrado o con dificultad para la marcha lo cual impide que se desencadene el dolor. El estudio NHANES 16 reporta 4,3% de prevalencia en mayores de 40 años y 14,5% en iguales o mayores de 70 años. El estudio de San Diego con 613 pacientes, demostró una prevalencia del 11,7 % en pacientes con una edad promedio de 66 años. El estudio Rotterdam sobre 7715 pacientes iguales o mayores de 55 años arrojó una prevalencia de 19,1% empleando como punto de corte 0,9. Los signos de claudicación intermitente solo se reportaron en el 6,3 % de los pacientes. Diehm señala 19,8% de prevalencia en pacientes mayores de 65 años. Tabla 3: Prevalencia de EAP en población general Estudio Edad Prevalencia EAP % Nhanes Mayores 40 Mayores de San Diego Mayores Nhanes 1 Mayor igual Rotterdam Mayores Diehm Mayor igual Partners Mayor igual con Diabetes o fumadores 29 23

26 Poblaciones relacionadas Pacientes con diabetes mellitus La presencia de EAP de miembros inferiores es una complicación dos veces más frecuente en pacientes diabéticos, es más severa y el curso de progresión, es más rápido comparado con pacientes no diabéticos. Esta patología, con frecuencia es vista en la clínica general y son hospitalizados en los servicios de medicina interna. Si la EAP se identifica 29, 40 con ITB, la prevalencia en pacientes diabéticos puede llegar al 29%. Los pacientes diabéticos sin antecedentes de enfermedades arteriales conocidas, presentan mayores posibilidades de desarrollar EAP. En el 2006, el estudio VITAMIN de Manzano et al., en España, reportaron la prevalencia de EAP con un ITB menor de 0,9 en sujetos sin antecedentes de enfermedad arterial conocida, encontrando que uno de cada cinco sujetos sin diabetes y uno de cada tres diabéticos, presentaron EAP. 36 Los pacientes diabéticos presentan elevada mortalidad cardiovascular. El estudio realizado en España por Vicente en 1360 personas entre 60 y 79 años de edad, de los cuales 213 eran diabéticos sin signos de claudicación intermitente, demostró que la prevalencia de ITB bajo en el 11,3% o patológico 18,8%, es elevado en pacientes diabéticos, siendo dependiente de la edad, los años de evolución y la presencia de enfermedad vascular a nivel coronario o cerebral. 37 Pacientes con insuficiencia renal en hemodiálisis El riesgo de mortalidad de pacientes con insuficiencia renal crónica en hemodiálisis con EAP se encuentra incrementada en relación a los que no presentan esta enfermedad. En el 2011, Paraskevas K. et al., asociaron la presencia de EAP al incremento del 67% del riesgo de mortalidad a largo plazo, comparado con los que no presentaban enfermedad. 42 La relación entre enfermedad arterial y mortalidad persistió sin modificarse con la edad, sexo, duración de diálisis, diabetes y tabaquismo. La sensibilidad del ITB disminuye considerablemente en los pacientes que se dializan, demostrado en el estudio de cohorte realizado por Ogata et al., 24

27 2011, donde evaluaron la prevalencia de EAP entre pacientes que se dializan, utilizando el ITB y el dúplex de las arterias de los miembros inferiores. La especificidad del ITB fue de 94,8% y la sensibilidad fue de 49,9%. 43 Factores de riesgo de la enfermedad arterial de las extremidades Los factores de riesgo para EAP son diabetes, hipertensión arterial, dislipidemia, hábito de fumar y obesidad. Algunos factores de riesgo como la dislipidemia, diabetes mellitus, hipertensión arterial, pueden ser prevenibles y controlables. Un papel importante es la edad, el género o la herencia, sobre la aterosclerosis. 41 Entre los factores de riesgo modificables que conducen a EAP se encuentran, hipertensión arterial, diabetes, dislipidemia, hábito de fumar, y obesidad. Asimismo, se relacionan los niveles elevados de homocisteína en plasma, la presencia de hipotiroidismo, la disminución de la tasa de filtración glomerular y microalbuminuria. La EAP está asociada a riesgo incrementado de eventos cardiovasculares, cerebrovasculares, infarto cardiaco e infarto cerebral y en poblaciones 14, 15, 25, 38, 39 seleccionadas. 1.3 Definición de términos básicos Enfermedad arterial periférica clínica: Significación clínica de la disminución absoluta y/o relativa de la oxigenación de las extremidades en reposo o durante el ejercicio físico. Para evaluar la presencia de enfermedad clínica, se utilizaron los criterios sugeridos en la clasificación de Fontaine: claudicación intermitente, dolor en reposo, úlcera o gangrena. Se emplearon criterios adicionales para identificar la existencia de lesiones arteriales incipientes; soplos arteriales, ausencia de vello cutáneo, atrofia de las uñas o ausencia de pulsos arteriales. Enfermedad arterial periférica hemodinámica: Cuantificación de la presión de perfusión troncular relativa de arterias pedia y tibial posterior 25

28 con respecto al brazo en individuos en reposo y en decúbito dorsal. Prevalencia: Proporción de individuos de una población con una característica determinada en un periodo determinado. Es la principal variable de respuesta en el estudio. Severidad: Gravedad o intensidad de síntomas. El nivel de gravedad de la insuficiencia arterial periférica es considerado variable principal adicional. Claudicación intermitente: Dolor muscular en los miembros durante el ejercicio o la marcha, el cual disminuye o desaparece al descansar unos minutos. Varía con la distancia que logra caminar el paciente. La localización del dolor se asocia al nivel de la estenosis arterial. 30 Isquemia crítica: Es la presencia de dolor en reposo que no cede con la ingesta de analgésicos. Úlcera isquémica: Lesión que no cicatriza después de dos semanas de tratamiento y con un índice tobillo brazo menor de 0,40. Insuficiencia arterial aguda: Disminución repentina de flujo y perfusión arterial, lo cual puede llevar a la amputación. Para que la existencia de enfermedad arterial periférica tenga traducción clínica, es necesario la reducción del 50 % del diámetro de la luz arterial. 30 Paciente asintomático: Clínicamente sano. Paciente sintomático: Presencia de dolor en miembros inferiores, claudicación intermitente, parestesias, o dolor en reposo, cambios tróficos en piel y úlceras en miembros inferiores. Índice tobillo brazo: Es el resultado de dividir la presión arterial sistólica de cada tobillo entre el valor de la presión arterial sistólica más alto de cualquiera de las arterias braquiales. De esta manera se obtienen dos 26

29 valores de índice tobillo brazo para cada miembro inferior, seleccionando como definitivo el más bajo de los dos. Un índice menor de 0,90 es diagnóstico de enfermedad arterial periférica. Valores entre 0,91 a 0,99 se consideran en línea de borde. Entre 1.00 a 1.40 Normal. 30 En el presente trabajo se realiza el diagnóstico de enfermedad arterial periférica mediante el índice tobillo brazo menor igual a 0,9. Hipertensión arterial: Se considera como hipertenso al paciente que cumple las siguientes condiciones: Antecedentes de hipertensión arterial diagnosticada por un médico o enfermera, uso de hipotensores. Presión arterial sistólica mayor igual 140 mm Hg. o presión arterial diastólica mayor igual 90 mm Hg. Diabetes Mellitus: Se considera que existe diabetes mellitus cuando concurre algunas de las condiciones siguientes: Antecedentes de diabetes mellitus con o sin ingestión de hipoglucemiantes orales o insulina, diagnosticado por un médico o enfermera. Glucosa en ayunas mayor de 120 g/dl. Dislipidemia: El paciente es considerado portador de dislipidemia cuando presenta alguna de las siguientes condiciones: Colesterol mayor 200 mg/dl, LDL mayor 130, HDL menor 35, Triglicéridos mayor 200 mg/dl. Hábito de fumar: Se clasifica en tres categorías: No fumador, fumador (paciente que fuma en el momento del estudio más de un cigarro por día y ha fumado más de 100 cigarrillos en su vida) y ex fumador (aquellos que fumaron y no lo hacen por lo menos un año antes del inicio del estudio). Índice de masa corporal (IMC): Es la relación entre el peso en kilogramos y el cuadrado de la altura en metros. Se utiliza la clasificación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). IMC menor de 18.5: Bajo IMC entre 18.5 y 24.9: Normal 27

30 IMC 25.0 a 29.9 Peso superior al normal Sobrepeso IMC mayor de 30: Obesidad. Enfermedad cardiovascular: Se consideró cuando el paciente presentaba antecedentes de una lesión coronaria isquémica u oclusiva previa o angina de pecho documentada, o presentaba una lesión coronaria activa al momento del examen. Enfermedad cerebrovascular: Se consideró cuando el paciente presentaba antecedentes de la existencia de ictus o isquemia cerebral transitoria o presentaba una lesión cerebrovascular activa. 28

31 CAPÍTULO II: HIPÓTESIS Y VARIABLES 2.1 Formulación de la hipótesis Los estudios descriptivos no tienen hipótesis de investigación, debido a que se conoce poco acerca del problema concreto, por lo que resulta difícil formular una hipótesis con alto grado de fundamento. 2.2 Variables y su operacionalización Operacionalización de las variables enfermedad arterial periférica clínica y enfermedad arterial periférica hemodinámica Variable Enfermedad arterial periférica clínica Enfermedad arterial periférica hemodinámica Definición Conceptual Significación clínica de la disminución absoluta y/o relativa de la oxigenación de las extremidades en reposo o durante el ejercicio físico Cuantificación de la presión de perfusión troncular relativa de arterias pedía y tibial posterior con respecto al brazo en individuos en reposo y en decúbito dorsal Definición Operacional Variable dicotómica Variable dicotómica Instrumento Indicador Examen clínico Clasificación de Fontaine Índice tobillo brazo I No existe Existe: II Claudicación intermitente III dolor en reposo IV úlcera o gangrena Soplos arteriales pérdida del vello No existe > 0,9 Existe < 0,9 29

32 Variable Operacionalización de variables prevalencia y severidad Prevalencia Severidad Definición conceptual Proporción de individuos de una población con una característica determinada en un periodo determinado Gravedad o intensidad de los síntomas Definición operacional Número de pacientes con enfermedad arterial periférica /población total 2017 Estadios de severidad Instrumento Indicador Cálculo matemático Índice tobillo brazo Toma valores entre 0 y 1 Intervalo de confianza 95% Sin daño Leve: Moderado Severo: < 0.50 Calcificado: 1.4 Variable Índice tobillo brazo Operacionalización de la variable índice tobillo brazo Definición Conceptual Relación entre la presión arterial a nivel maleolar y la presión arterial en brazo. Definición Operacional Cociente entre la presión arterial sistólica del tobillo sobre la presión arterial sistólica del brazo. Instrumento Doppler con frecuencia de emisión entre 5-10 MHz Indicador -Arteria no compresible Normal Dg EAP < igual 0.9 -Estenosis moderada Estenosis grave <

33 CAPÍTULO III: METODOLOGÍA 3.1 Tipo y diseño de metodología Se realizó un estudio de tipo cuantitativo, descriptivo, observacional, transversal prospectivo y de estadística descriptiva. 3.2 Diseño muestral Población La población diana del estudio estuvo conformada por todos los pacientes que ingresaron al servicio de medicina interna entre diciembre de 2016 y abril 2017 mayores de 50 años y que presentaron al menos uno de los siguientes factores de riesgo, diabetes mellitus, dislipidemia, hipertensión arterial o hábito de fumar. No se incluyó en la población a pacientes ingresados por presentar enfermedad arterial periférica en miembros inferiores. Criterios de inclusión - Adultos de ambos sexos, mayores de 50 años. - Pacientes que presentaron como mínimo uno de los siguientes factores de riesgo, hipertensión arterial, diabetes mellitus, dislipidemia, índice de masa corporal o hábito de fumar. Criterios de exclusión - Pacientes menores de 50 años. - Pacientes hospitalizados por presentar una ulcera diabética o pie diabético. - Pacientes con amputación de uno o ambos miembros inferiores. - Pacientes con inestabilidad hemodinámica. - Paciente que no desee participar. Muestra Se seleccionó una muestra aleatoria de todos los pacientes ingresados en el servicio de medicina interna de forma consecutiva a partir de la fecha de 31

34 inicio del estudio que cumplían los criterios de inclusión y exclusión establecidos. La unidad de observación fue el paciente. El número mínimo de unidades de observación incluidas fue 200. Para el cálculo, se utilizó la fórmula de la muestra en poblaciones finitas. N = (NZ 2 x p x q) / [ (N-1) d 2 + Z 2 x p x q] Se empleó una confiabilidad del 95%, (z aproximadamente 2), una proporción estimada de casos positivos del 15% (p= 0.15) y un error relativo del 5% (d=5%) y una N en cinco meses de aproximadamente 1160 pacientes. 3.3 Procedimientos de recolección de datos Se aplicó la ficha de recolección de datos a los pacientes mayores de 50 años, hospitalizados entre los meses de diciembre 2016 y abril Posteriormente se realizó el procedimiento del Indice tobillo brazo, mediante la aplicación del doppler vascular, se empleó un medidor de flujo marca Comed CD8.0 portátil de 8 MHz. Los datos fueron tomados por el investigador y el médico especialista posteriormente supervisó el registro, a fin de asegurar mediciones correctas. Para evaluar la prevalencia y gravedad de la enfermedad arterial periférica, se utilizó el índice tobillo brazo. Se midió la presión arterial, con un tensiómetro de dimensiones estándar, en ambos brazos y en las arterias pedias y tibiales posteriores de ambas piernas, después de un periodo de reposo en decúbito dorsal de aproximadamente diez minutos. Se calculó el índice tobillo brazo como el cociente entre el menor valor de presión sistólica en la pierna con respecto al mayor valor de presión sistólica en el brazo. El valor más pequeño obtenido entre ambas extremidades fue considerado el valor representativo del paciente. Valores iguales o mayores de 0,9 son considerados normales. Valores inferiores a 0,9 son considerados patológicos y evidencia de la existencia de una lesión arterial periférica. Valores de índices de presiones por encima de 1,4 son considerados como sugerentes de la presencia de una calcificación arterial. 32

35 Los datos de estos pacientes fueron contabilizados de forma general, pero no fueron excluidos para los cálculos que comparan a los sujetos con enfermedad arterial periférica con los sujetos sin enfermedad arterial periférica, pero, fueron excluidos del cálculo de prevalencia. El nivel de severidad o gravedad se obtuvo, ubicando el valor del índice en una de las cinco categorías: valores menores de 0,30 lesión crítica; valores entre 0,30 y 0,49 lesión severa; valores entre 0,50 y 0,74 lesión moderada y valores entre 0,75 y 0,89 lesión leve. Valores por encima de 1.4 calcificado. Los exámenes de glucosa, y concentraciones de lípidos se tomaron del suero o plasma en ayunas, en tubos al vacío con EDTA K2. Las muestras fueron procesadas en el laboratorio central del hospital, con el equipo analizador Bcop automatizado Cobas 50/c con el reactivo correspondiente. 3.4 Procesamiento y análisis de los datos Se realizó el análisis descriptivo y se calcularon las frecuencias y porcentajes de la muestra, los cuales se analizaron con el apoyo de tablas y gráficos. Se utilizó el programa Excel versión 2013 para la estructuración de las tablas estadísticas. El análisis estadístico se realizó con el SPSS versión 24. Los resultados se expresan como desviación estándar o porcentaje, con intervalos de confianza al 95%. Se consideró estadísticamente significativo un valor de p <

36 LIBRO DE CÓDIGOS VARIABLE CÓDIGO ESCALA DE CÓDIGO DE RESPUESTA MEDICIÓN Edad del paciente EDAD RAZÓN AÑOS Género del SEXO NOMINAL 1= Mujer 2= Hombre paciente Hipertensión HTA RAZÓN Presente =1 Ausente =2 arterial Diabetes mellitus DM RAZÓN Presente =1 Ausente = 2 Dislipidemia DISL RAZÓN Presente = 1 Ausente = 2 Hábito de fumar TAB RAZÓN Fumador= 1 No Fumador = 2 Ex Fumador = 3 Índice de masa corporal IMC RAZÓN Inf. Normal (< 18.5) = 1 Normal ( ) = 2 Sup. Normal ( ) = 3 Enfermedad arterial periférica clínica Enfermedad cardiovascular Enfermedad cerebrovascular Clínica EAP Obesidad (> 30.0) = 4 RAZÓN Ausencia síntomas = 1 Cambios tróficos en piel y uñas = 2 Claudicación < 200 mt = 3 Claudicación > 200 mt = 4 Dolor en reposo = 5 Ulcera, gangrena, necrosis = 6 EC NOMINAL Ausencia = 1 Insuficiencia cardiaca =2 Enfermedad Coronaria =3 Infarto = 4 Otros = 5 EC NOMINAL Ausente = 1 Isquemia Transitoria = 2 EVC = 3 Otros = 4 Índice tobillo brazo ITB RAZÓN ( ) Normal= 1 ( ) Enfermedad arterial periférica = 2 ( ) Estenosis Moderada = 3 ( ) Estenosis grave = 4 (< 0.30) Critico = 5 (> 1.4) Arteria no compresible = 6 Severidad enfermedad arterial periférica SEV RAZÓN Sin daño 1 Leve 2 Moderado 3 Severa 4 Crítico 5 Calcificado Aspectos éticos Se solicitó al Comité de Ética e Investigación clínica del Hospital Alberto 34

37 Sabogal Sologuren la autorización del trabajo. El estudio recogió datos de la historia clínica y la evaluación con el ecógrafo doppler portátil fue parte del examen físico, por lo cual no fue necesario el consentimiento informado. Se informó a los participantes la finalidad del estudio, la metodología y el carácter aleatorio de su participación. Durante el estudio se mantuvo la confidencialidad de la información de los pacientes, en concordancia con los aspectos éticos de la declaración de Helsinki. 35

Sitemap中文(簡體) | Películas recomendadas | US Navy Mark V Scuba Diving Helmet Marine Divers Equipment Maritime Replica 18$159 4d left