Apostadores Temerarios:


Save this PDF as:
 WORD  PNG  TXT  JPG

Tamaño: px
Comenzar la demostración a partir de la página:

Download "Apostadores Temerarios:"

Transcripción

1 Noviembre 2010 Informe Apostadores Temerarios: Cόmo la inacciόn política está aumentando el riesgo de un cambio climático peligroso Este informe es de lectura incómoda pero esencial para todos los responsables de diseñar políticas. Para tener la mínima oportunidad de alcanzar el tan anunciado compromiso británico, europeo y mundial para evitar el cambio climático peligroso, se requiere un liderazgo político valiente y franco. Como lo demuestra este informe de forma admirable, el presupuesto mundial restante de carbono para aunque sea un aumento de 2 C, es pequeño y se está reduciendo rápidamente. El informe establece claramente las reducciones sin precedentes requeridas a nivel mundial. En tiempos en que, en base a los diagnósticos científicos del impacto del cambio climático, se incrementa la presión para establecer una temperatura objetivo más rigurosa para evitar un cambio climático peligroso de 1,5 C, este informe presenta una refrescante llamada de atención para todos los que tienen un interés en nuestro futuro a nivel mundial. Profesor Kevin Anderson, Director del Tyndall Centre for Climate Change Research (Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático) de la Universidad de Manchester y la Universidad de East Anglia, Reino Unido.

2 Acerca de este informe Este informe está dirigido a la comunidad de personas responsables de diseñar políticas vinculadas a la negociación y los acuerdos sobre los presupuestos de carbono a nivel nacional, regional e internacional. Resume los resultados relacionados con el tamaño de un presupuesto de carbono consistente con el objetivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) de impedir las "interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático. El informe presente ejemplos de cómo este presupuesto mundial de carbono puede ser asignado a diferentes países. Su objetivo es provocar un debate público sobre qué constituye un riesgo aceptable de cambio climático peligroso; un debate que hasta la fecha había estado reservado sólo a los políticos. Autores Los autores son Simon Bullock, Mike Childs y Asad Rehman, quienes trabajan en Friends of the Earth England, Wales and Northern Ireland (Amigos de La Tierra Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte). Simon Bullock trabaja como Activista Principal de Campañas sobre la Economía en Amigos de la Tierra y ha liderado el trabajo de Amigos de la Tierra sobre los presupuestos de carbono. Mike Childs lidera las campañas de Amigos de la Tierra sobre el cambio climático y estuvo al frente de la exitosa campaña Big Ask Campaign for a UK Climate Change Act (Campaña de la Gran Petición por una Ley de Cambio Climático en el Reino Unido). Asad Rehman trabaja como Activista Principal de Campañas Internacionales sobre el Clima y lidera el trabajo de Amigos de la Tierra en las negociaciones sobre la CMNUCC. Agradecimientos Quisiéramos agradecer a las siguientes personas por sus comentarios y consejos acerca del informe: Profesor Kevin Anderson, Director del Centro Tyndall para la Investigación del Cambio Climático; Phil Rice, Lori Siegel y Beth Sawin de Climate Interactive; Anthony Rae de la Fundación Anthony Rae; y Richard Levicki, Andy Atkins y Tony Bosworth, de Amigos de la Tierra Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte, así como Susann Scherbarth y David Heller de Amigos de la Tierra Europa. El contenido final de este informe le pertenece a Amigos de la Tierra; cualquier error o inexactitud es responsabilidad de los autores. También quisiéramos agradecer a Climate Interactive por el uso de su modelo C- ROADS. Partes de este análisis fueron llevadas a cabo usando la C-ROADS-CP versión v2 121 b2.18, provista por Climate Interactive, La interpretación de los resultados es responsabilidad de Amigos de la Tierra. Y quisiéramos agradecer el apoyo financiero y la asistencia de la Fundación Anthony Rae y de Zennström Philanthropies que hicieron posible la producción de este informe. 2

3 ÍNDICE Principales resultados del informe Resumen del informe Sección 1 Introducción Sección 2 Qué es el cambio climático peligroso? Sección 3 Presupuestos mundiales de carbono Sección 4 Presupuestos mundiales de carbono: implicaciones para países individuales Sección 5 Conclusiones Apéndice El modelo C-ROADS Notas y Bibliografía 3

4 Principales resultados del informe Análisis recientes de la climatología y del riesgo demuestran que queda ahora un nivel seguro muy pequeño de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) compatible con la prevención del cambio climático peligroso. Un incremento de 2 grados centígrados de temperatura ya no puede ser considerado seguro ; hasta un incremento de 1,5 grados conlleva grandes riesgos. Inclusive un Presupuesto Mundial de Carbono de Gigatoneladas de CO2 equivalente desde ahora hasta 2050, que daría una probabilidad del 75 por ciento de exceder 1,5 grados y del 30 por ciento de exceder los 2 grados, requeriría una reducción sin precedentes de las emisiones que van más allá de las contempladas actualmente por los políticos. La mayor reducción de riesgos requeriría incluso acciones más severas. Para evitar el cambio climático peligroso, se requerirán cambios inmediatos y significativos en cómo impulsamos nuestras economías en prácticamente todos los países y acciones sistemáticas en todos los sectores de las economías de todos los países. Como líderes de países con grandes emisiones históricas y actuales, los políticos de los países desarrollados deben asumir la responsabilidad por el incremento en el riesgo del cambio climático peligroso. Deberán reducir profundamente las emisiones y proveer cientos de miles de millones de dólares a los países en desarrollo para crecer sin recurrir a las energías con una fuerte dependencia del carbono. Para poder vivir dentro de los límites del presupuesto mundial restante de carbono, si se lo distribuye equitativamente per cápita entre 2010 y 2050, se requerirán reducciones de emisiones de entre un 8 y 15 por ciento por año en los países desarrollados, la reducción inmediata de emisiones en algunos países en desarrollo, un incremento y disminución tempranos de emisiones en otros, y que algunos países puedan continuar el incremento de emisiones desde su muy bajo nivel inicial. Estas son cifras ilustrativas, no recetas, pero si un grupo de países emite cantidades mayores a éstas, se requerirá la reducción correspondiente en las emisiones de otros países y la posibilidad de que esto ocurra es ahora muy limitada. La reducción de emisiones en los países en desarrollo requerirá transferencias tecnológicas y financieras sustanciales de los países desarrollados. Se requiere llevar a cabo investigaciones, debates y acciones urgentes para reducir las emisiones, identificar exactamente cómo compartir el presupuesto mundial restante de carbono, y para determinar si estas reducciones son técnicamente posibles y si no, si las iniciativas que usan emisiones negativas o incluso la geoingeniería son posibles o aceptables. 4

5 Resumen del informe Hace casi 20 años la CMNUCC fue acordada y luego ratificada por más de 190 países. Su objetivo es impedir las "interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático (cambio climático peligroso). La CMNUCC reconocía que debido a las emisiones históricas, las emisiones actuales per cápita y su mayor riqueza económica, los países desarrollados deberían ser pioneros en reducir sus emisiones y asistir a los países en desarrollo a hacerle frente al cambio climático a través de la provisión de asistencia financiera y tecnológica. Reconocía que los países en desarrollo tenían necesidades urgentes de desarrollo que requerían un incremento en las emisiones. Desde que la CMNUCC fue acordada, los políticos han hecho poco para detener el incremento de las emisiones que, como este informe demuestra, constituye una apuesta temeraria que ha incrementado sustancialmente la probabilidad de que el planeta entre en un periodo prolongado de cambio climático peligroso. Muchos gobiernos de países desarrollados han declarado que un incremento de 2 grados centígrados por arriba de los niveles pre-industriales es la temperatura media mundial objetivo por debajo de la cual debemos permanecer para evitar el cambio climático peligroso. Más de 100 países en vías de desarrollo han declarado que el objetivo debería ser permanecer por debajo de un incremento de 1,5 grados, mientras que otros han demandado que el límite sea de 1 grado, porque una temperatura mundial por arriba de estos valores desembocaría en impactos negativos muy significativos sobre sus poblaciones en la frontera de los impactos del cambio climático (por ejemplo pescadores y campesinos). Los conocimientos científicos más recientes sugieren que un objetivo de 2 grados es mucho más peligroso que lo que se creía hasta ahora. Los científicos sugieren que esto llevaría a impactos directos más severos y frecuentes, como inundaciones y sequías, con algunos que sugieren riesgos mucho más elevados de los diversamente llamados puntos de inflexión (tipping points) o discontinuidades a gran escala. Esta nueva evidencia apoya la posición de los países en desarrollo de un objetivo menor de 2 grados. Incertidumbre, riesgo y la necesidad de cautela La complejidad del sistema climático implica también que hay muchas incertidumbres en predecir cuáles son las reducciones de emisiones necesarias para evitar el cambio climático peligroso. Por ejemplo, no es posible identificar una vía particular para la reducción de emisiones que con certeza lleve a un cambio de temperatura en particular. En cambio, los modelos generados por computadora pueden identificar las probabilidades que surgen de un camino en particular. Por ejemplo, el objetivo de reducción de emisiones del Reino Unido (RU) del recortes del 42 por ciento para 2020 y 80 por ciento para 2050 desde una fecha referencial de 1990 da una probabilidad de más del 50 por ciento de exceder los 2 grados. Esto parecer ser un muy alto riesgo que correr por algo que los políticos dicen que debe ser prevenido. Los políticos deberían tener como objetivo al menos que la probabilidad de exceder los 2 grados sea improbable o muy improbable que, en términos del Grupo 5

6 Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (Intergovernmental Panel on Climate Change, IPCC), significa apuntar a menos del 33 por ciento, o menos del 10 por ciento de probabilidad de exceder los 2 grados. Nuevos conocimientos científicos La climatología establece claramente que las principales determinantes de si se puede evitar el cambio climático peligroso son las cantidades acumuladas de emisiones de GEI (presupuestos mundiales de carbono) durante las próximas dos décadas. Este informe usa el modelo C-ROADS de Climate Interactive para evaluar la probabilidad de exceder temperaturas objetivo particulares para presupuestos mundiales de carbono particulares. Esta investigación de Amigos de la Tierra demuestra que para tener una probabilidad menor del 33 por ciento de exceder 2 grados (que corresponde al 75 por ciento de probabilidad de exceder 1,5 grados) implica un presupuesto mundial de carbono de un máximo de Gigatoneladas de CO2 equivalente (GtCO2e) desde ahora y hasta Este presupuesto aún lleva implícito serios riesgos. Esta investigación también ilustra qué podrían significar estos presupuestos mundiales de carbono para ciertos países. El análisis demuestra que si las emisiones históricas son tomadas en cuenta (es decir, si el presupuesto de carbono se comparte equitativamente, por ejemplo, de 1850 a 2050 o incluso de 1970 a 2050) los Estados Unidos y la Unión Europea (UE) ya han utilizado más que la parte que les correspondía (basándose en una distribución equitativa per cápita) del presupuesto mundial de carbono. Las emisiones en estos países necesitarían cesar inmediatamente. Por eso este informe presenta lo que serían las partes equitativas per cápita para cada país del presupuesto mundial restante de carbono con un entendimiento de que los países desarrollados favorecidos de esta forma deben balancearlo con el pago a los países en desarrollo para que asuman una mayor parte de la carga. Esta forma de distribuir emisiones también ignora las emisiones asociadas con la manufactura de productos que son consumidos en los países desarrollados (emisiones integradas - embedded emissions). Si se incluyeran las emisiones integradas, las reducciones requeridas de países desarrollados serían significativamente mayores que las que se dan en este informe. Utilizando este enfoque, y asumiendo que no se utilizarían emisiones negativas u otras formas de geoingeniería, se requeriría una reducción de emisiones en los países desarrollados del 8-15 por ciento por año, comenzando inmediatamente. Algunos países en desarrollo necesitarían llevar a cabo profundas reducciones inmediatamente (por ejemplo Arabia Saudita), mientras que otros países en desarrollo necesitarían aumentar sus emisiones al punto máximo para luego reducirlas dentro de los siguientes cinco años (por ejemplo, China). Los países en desarrollo más pobres, como muchos de África y Asia, podrían continuar incrementando sus emisiones, para aliviar la pobreza de grandes cantidades de personas. Estos recortes van más allá de lo que se ha considerado hasta la fecha y algunos podrán decir que no son factibles. Sin embargo, la consecuencia de no llevar a cabo 6

7 estas reducciones combinadas es un riesgo mucho mayor de cambio climático catastrófico abrupto o irreversible. Por lo tanto se necesitan llevar a cabo investigaciones y acciones urgentes para reducir las emisiones e identificar si estas reducciones son técnicamente posibles. Si estos recortes son imposibles en cualquier grupo de países, es necesario que se lleve a cabo un debate mundial societario para considerar: a) si las re-asignaciones entre grupos de países son posibles algunos asumiendo recortes más pequeños, si otros pueden llevar a cabo acciones mayores. Si se hiciera para los países desarrollados a expensas de los países en desarrollo sería una posición muy injusta dado que las emisiones históricas y las integradas ya han sido excluidas, requiriendo mayores transferencias financieras. o b) si las emisiones negativas u otras técnicas de la geoingeniería, que conllevan sus propios riesgos significativos, son aceptables (la ONU ha impuesto una moratoria actualmente en la geoingeniería); Cualquier recorte mucho menor o reducciones más lentas, harán que el cambio climático peligroso sea muy probable o prácticamente seguro. También incrementarían los riesgos de cambio climático sustancial y los riesgos severos de cambio climático irreversible y/o abrupto (puntos de inflexión o discontinuidades a gran escala). Y esto es para un presupuesto mundial de carbono con un riesgo todavía alto y para muchas personas, especialmente en los países en desarrollo inaceptable de cambio climático peligroso. Estrategias menos riesgosas requerirían acciones aún más severas. Debido al legado de las emisiones históricas, además de la huella de carbono asociada a las emisiones integradas, Amigos de la Tierra sostiene que, además de la reducción sin precedentes de emisiones en sus propios territorios, los países desarrollados también necesitan proveer cientos de miles de millones de asistencia financiera y técnica para los países en desarrollo cada año, para permitirles lograr las reducciones de las emisiones (además de un fondo de adaptación). Esto es en línea con la CMNUCC. Los países desarrollados son los únicos que pueden recaudar la financiación necesaria para permitirles a los países en desarrollo proceder en su desarrollo sin recurrir al uso de energías con una fuerte dependencia en el carbono, por ejemplo a través de la introducción de un impuesto a las transacciones financieras y otras medidas. Lo que este informe demuestra es que si se quiere evitar el cambio climático peligroso, se requerirán cambios inmediatos y significativos relacionados a cómo impulsamos nuestras economías en prácticamente todos los países. En otras palabras, en vez de que los países busquen conseguir los objetivos de reducción de emisiones más bajos posibles en el contexto de negociaciones internacionales y traten de volcar la responsabilidad hacia otras naciones, todos necesitan acelerar rápidamente la transición a una economía sustentable con una menor dependencia en el carbono. 7

8 La investigación también demuestra que los riesgos del cambio climático peligroso ya son muy altos y por lo tanto, además de la urgente disminución en las emisiones, se debe priorizar la adaptación. 8

9 SECCIÓN 1 - Introducción Cuando en 2008/09 partes del sector bancario llevaron a la economía mundial al borde del colapso, los políticos usaron un lenguaje muy pintoresco para describir su comportamiento temerario. El Presidente Barack Obama atacó a los banqueros peces gordos (fat cat bankers) [1] y el entonces Primer Ministro británico Gordon Brown acusó a los banqueros de operar "por fuera" de los principios y valores humanos cotidianos [2]. Sin embargo, se ve cada vez más claramente que los líderes mundiales están haciendo una gran apuesta en relación al clima mundial del que dependemos todos. Pero el público no comprende generalmente qué tan grande es la apuesta porque los políticos no lo discuten abiertamente. Mientras que los políticos buscan evitar las reducciones de emisiones significativas y las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero continúan incrementándose, también se incrementa el riesgo de cambio climático abrupto y/o irreversible. Ya estamos viendo un crecimiento en eventos catastróficos por ejemplo las inundaciones de este año en Pakistán y los incendios en Rusia. Esta investigación sugiere que los políticos están jugando temerariamente con la estabilidad del clima con un potencial de impactos devastadores que harían parecer pequeña a la reciente crisis financiera. El propósito de esta investigación de Amigos de la Tierra es abrir a debate público el tema del riesgo. La investigación ilustra que si la sociedad desea aunque sea una pequeña probabilidad de evitar el cambio climático peligroso, se requerirá un enorme cambio en el nivel de las respuestas políticas. La prevención del cambio climático peligroso requiere acción inmediata y sistemática en todos los sectores de las economías de todos los países. Como demuestra este informe, dada la complejidad del sistema climático, es imposible ser precisos sobre los impactos físicos, sociales, ambientales y económicos probables del incremento de una temperatura media mundial en particular. Tampoco es posible decir con absoluta certeza que un presupuesto mundial de carbono en particular resultará en un incremento particular de una temperatura media mundial. Por estas razones, el informe se enfoca en los riesgos asociados: por ejemplo, un presupuesto mundial de carbono en particular produce un riesgo alto o bajo de exceder una temperatura media mundial en particular, que a su vez, produce un riesgo alto o bajo de impactos climáticos abruptos o irreversibles. Todos enfrentamos al riesgo en nuestras vidas cotidianas, por ejemplo cuando cruzamos la calle, o al elegir asegurar nuestros hogares contra el riesgo de robo, o en el caso de los banqueros en su trabajo diario, mientras apuestan en acciones y valores. Raramente consideramos los riesgos que involucran las vidas y la supervivencia de miles de millones de personas. Este informe tiene como objetivo crear un debate público sobre el nivel de riesgo que la sociedad está dispuesta a aceptar en relación a los impactos asociados al cambio climático. El informe analiza en particular: Qué es el cambio climático peligroso? 9

10 Qué tamaño de presupuesto de carbono ofrece qué probabilidades de evitar el cambio climático peligroso? Qué significaría para diferentes países un presupuesto mundial de carbono que tuviera al menos una probabilidad limitada de evitar el cambio climático peligroso? SECCIÓN 2 - Qué es el cambio climático peligroso? Más de 190 países han ratificado la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Su objetivo es impedir las "interferencias antropógenas peligrosas en el sistema climático. El acuerdo no estableció un objetivo para evitar el incremento de la temperatura media mundial y tampoco sugirió establecer un límite máximo para la concentración de los gases de efecto invernadero en la atmósfera. El IPCC, establecido para proveer consejos científicos a los gobiernos, no ha sugerido un objetivo porque sostiene que Definir qué es una interferencia antropógena peligrosa en el sistema es una tarea compleja que puede ser solamente apoyada por la ciencia, ya que involucra de forma inherente juicios normativos [3]. Para determinar el tamaño de los presupuestos mundiales de carbono para prevenir el cambio climático peligroso, hay dos decisiones importantes que tomar. La primera es identificar el incremento máximo de temperatura media mundial. La segunda es determinar el grado de certeza requerido para permanecer por dentro del incremento en temperatura elegido. Temperatura objetivo Los países del G8 (los países de la Unión Europea [UE], más los Estados Unidos, Rusia, Japón y Canadá) y aquéllos que apoyan el Acuerdo de Copenhague han sugerido el objetivo de mantenerse dentro de un incremento de la temperatura media mundial de 2 grados (ver Recuadro 1). Recientemente más de 100 países en desarrollo han sugerido que el objetivo debería ser 1,5 grados, mientras muchos otros, incluyendo ONG y movimientos de países en desarrollo, han peticionado por que el objetivo se establezca en 1 grado [4]. Esto se debe a los mayores riesgos a los que están expuestas las poblaciones en los países en desarrollo, debido a los impactos del clima extremo y una menor capacidad para adaptarse y recuperarse de las catástrofes. Investigaciones científicas en desarrollo han también modificado el análisis de la escala de riesgo que enfrentamos. En su Tercer Informe de Evaluación (Third Assessment Report) del año 2001, el IPCC identificó cinco clases de impactos razones de preocupación que junto con sus riesgos de aparición, fueron comparados con incrementos en temperaturas medias mundiales. Este trabajo fue recientemente actualizado [5]. La representación gráfica de la investigación actualizada, el llamado diagrama de las brasas, demuestra los cambios en la comprensión de los riesgos debido al incremento en el conocimiento científico entre 2001 y 2009 (Diagrama 1). 10

11 Lo que surge del diagrama anterior de las brasas, es que cuando adoptaron la temperatura objetivo de 2 grados, la UE y el G8 habían en realidad aceptado, sin un debate público amplio, impactos o riesgos sustanciales a los ecosistemas (por ej. la pérdida de las barreras de corales), impactos negativos o riesgos más significativos de eventos climáticos extremos y algunas poblaciones y regiones que se enfrentarían a mayores daños que otras. Sin embargo, la UE y el G8 también querían obtener riesgos neutrales o bajos de impactos netos agregados (es decir, impactos financieros netos), y decididamente riesgos neutrales o bajos de discontinuidades a gran escala (por ej., desglaciación irreversible de la Antártida Occidental o de las masas de hielos de Groenlandia o grandes cambios al sistema climático de la Tierra a través de, por ejemplo, una reducción sustancial o el colapso de la Corriente del Golfo). Esta es la razón por la que consideraron que 2 grados era aceptable. El diagrama de las brasas actualizado establece claramente que una temperatura de 2 grados ahora lleva implícitos impactos negativos asociados con eventos climáticos extremos y que hay ahora riesgos moderadamente significantes de discontinuidades a gran escala riesgos que se consideraban muy bajos en Esta reevaluación deja en claro que la UE, que estableció un objetivo de 2 grados hace 14 años, debería ya sea actualizar su temperatura objetivo a una media mundial de no más de 1,5 grados por sobre los niveles pre-industriales, o informar al electorado que ahora considera apropiado que se acepten riesgos mucho mayores de cambio climático peligroso que los que anteriormente había dicho eran aceptables. Muchos países y sus poblaciones, especialmente los países en desarrollo en la frontera del cambio climático, están menos dispuestos a aceptar los impactos en su subsistencia y seguridad que la UE y el G8 están aceptando implícitamente. Un análisis del diagrama actualizado de las brasas sugiere que una posición más segura podría involucrar, al menos teoréticamente, establecer una temperatura media mundial de no más de 0,5 grados por arriba de los niveles pre-industriales porque en este nivel hay riesgos neutrales o bajos para las cinco razones de preocupación. Un objetivo de 1,5 grados sería consistente con el comienzo de las áreas rojas sustanciales negativas. El Comité de Cambio Climático (Committee on Climate Change) del Reino Unido, el organismo de asesoramiento del gobierno británico, ha hecho una contribución interesante al debate al sugerir que además de una temperatura objetivo para evitar el cambio climático peligroso, el riesgo de cambio climático extremadamente peligroso debería mantenerse a niveles muy bajos (por ej., una probabilidad de menos del 1 por ciento) [6]. En su informe de 2008 el Comité sugirió que el cambio climático extremadamente peligroso era un incremento de la temperatura media mundial que es tan peligrosa que debe ser evitada con muy alta probabilidad ; luego sugieren que esto sea 4 grados por arriba de los niveles pre- industriales y que, por lo tanto, un presupuesto de carbono debería ser establecido para dar menos de un 1 por ciento de probabilidad de exceder esta temperatura. La implicación del diagrama de las brasas actualizado en 2009 es que la definición de cambio climático extremadamente peligroso, según el Comité de Cambio Climático, debería ser revisada a la baja. Un informe publicado en 2010 por el Tyndall Centre también establece que para que tenga sentido solicitar que las 11

12 políticas estén diseñadas en base a la evidencia, entonces 2 grados centígrados ahora representan un umbral, no entre cambio climático aceptable y peligroso, sino entre cambio climático peligroso y extremadamente peligroso. [7] Rie sgos asoc iados a l c ambio cli matic o, por raz on de pre ocupac ion Da tos de compa rados con da tos a ctuali zados Sm ith J B et al. PN AS 20 09;1 06: by N at ional Ac ademy of Sc ienc es Diagrama 1 Diagrama de las brasas. Blanco = neutro o sin riesgo; Amarillo = impacto negativo para algunos sistemas o riesgos más significativos; Rojo = impactos negativos o riesgos sustanciales significativos más severos y/o extendidos. 2.2 Riesgo La probabilidad y el riesgo de evitar el cambio climático peligroso no se discuten ampliamente. Por ejemplo, a pesar de pronunciamientos políticos frecuentes en la UE y el RU sobre que el objetivo sea que las temperaturas deben aumentar no más de 2 grados centígrados o que las temperaturas no excedan los 2 grados (nuestro resaltado) la realidad es que los objetivos condicionales más altos establecidos por la UE y el RU (30 por ciento y 42 por ciento respectivamente) se basan en una probabilidad de 50:50 de exceder los 2 grados. Incluso estos objetivos son socavados por las provisiones de compensación (offsetting) que disminuyen significativamente las cantidades de reducciones de emisiones e incrementan aún más los riesgos de exceder los 2 grados. Existe claramente una gran desconexión entre las declaraciones políticas audaces sobre la importancia de evitar ciertos incrementos en las temperaturas y el alto nivel de riesgo de exceder estas temperaturas a través de los objetivos de reducción de 12

13 emisiones establecidos. El IPCC formalmente define el 33 por ciento o menos como poco probable, 10 por ciento como muy poco probable [8]. Parecería ser, como mínimo absoluto, que si la meta de los políticos es no exceder una temperatura objetivo en particular, deberían apuntar a una probabilidad de excederse de al menos poco probable. Dado que los gobiernos de países desarrollados aún no han respondido a las actualizaciones de la ciencia, aún no han dicho cuál les parece que sea un nivel de riesgo aceptable para exceder los 1,5 grados. Pero es muy posible que el público sea más enemigo del riesgo con respecto a evitar el cambio climático peligroso. (Véase Recuadro 2) Para concluir esta sección del informe: Conocimientos científicos más recientes sugieren que si el G8 y la UE continúan la lógica de sus elecciones anteriores, definirían ahora al cambio climático peligroso como un incremento de la temperatura media mundial no mayor a 1,5 grados. Un análisis del diagrama de las brasas indica que incluso un incremento de la temperatura media mundial de 1,5 grados no está exento de riesgos. Un debate público sobre el nivel aceptable de riesgo es necesario, pero Amigos de la Tierra afirma que una probabilidad de 50:50 constituye un riesgo mucho más grande que el que se consideraría aceptable. Recuadro 1 Dos grados es demasiado peligroso En Luxemburgo, el 25 de junio de 1996, el Consejo de la UE (Jefes de Estado) acordó un objetivo de mantener un incremento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 grados. En 2005, la UE reconoció que Los impactos significativos sobre los ecosistemas y los recursos hídricos son probables incluso con un incremento de la temperatura de entre 1 y 2 C. Pero una vez que el incremento de la temperatura mundial pase los 2 C, se prevé el incremento significativo de los impactos climáticos sobre los ecosistemas, la producción de alimentos y el suministro de agua, son más probables las respuestas inesperadas del clima y eventos catastróficos irreversibles pueden ocurrir. En 2008, el G8 también acordó limitar el incremento de la temperatura media mundial por debajo de los 2 grados. Sin embargo, tenemos que comprender que un incremento global medio de 2 grados resultará en más altas temperaturas en algunos lugares que otros. Por ejemplo, los incrementos de temperatura sobre tierra serán más altos que sobre los océanos y algunas masas terrestres se calentarán más que otras (por ej., un incremento medio mundial de 2 grados podría resultar en un incremento de 4 grados en el sur del continente africano). Dos grados es también ahora un nivel mucho más peligroso. Antes de las negociaciones climáticas del MCNUCC en 2009 en Copenhague, una síntesis del conocimiento científico más reciente decía que: las sociedades contemporáneas tendrán dificultades en hacer frente a los incrementos de temperatura por arriba de los 2 grados y es probable que esto cause importantes disrupciones sociales y ambientales hasta el final del siglo y por más tiempo. 13

14 Un incremento de 2 grados podría causar una reducción de entre 5 y 20 por ciento de los rendimientos de cereales en Asia del Sur, el sudeste asiático y África sub-sahariana, exacerbando significativamente la desnutrición y los resultados adversos en la salud (especialmente el desarrollo físico e intelectual infantil). El cambio climático asociado a un incremento de la temperatura de entre 1 y 1,5 grados, incluso con una adaptación efectiva, tendrá impactos severos en los recursos hídricos en muchas partes del mundo. Los riesgos de discontinuidades a gran escala para un incremento de 2 grados eran considerados muy bajos en 2001, pero ahora son considerados moderados para el mismo incremento. Recuadro 2 Comprender el riesgo del cambio climático El riesgo de precipitar cambio climático peligroso e irreversible es compartido por toda la población del planeta, y las generaciones por nacer, pero los habitantes de los países en desarrollo son los que sufren mayores riesgos. La mayoría no tendrá idea de este riesgo y habrá contribuido poco y nada a su creación. Cuánto comprendemos los gobiernos, los encargados de tomar decisiones y los ciudadanos sobre la naturaleza y escala de este riesgo y cómo debemos participar en un esfuerzo colectivo y urgente para gestionar y reducir este riesgo? Por eso, cuando Lord Turner, director del Comité sobre el Cambio Climático del Reino Unido habló recientemente sobre la pequeña probabilidad de pérdidas catastróficas como resultado de una política mundial dirigida a obtener aproximadamente una probabilidad de 50:50 de evitar un incremento de 2 grados y una probabilidad de menos de un 1 por ciento de exceder 4 grados, estaba esta posición completamente informada y actualizada sobre lo que ha dicho más recientemente la ciencia del clima de las consecuencias de los incrementos de la temperatura en 1,5, 2, 3 o 4? El Registro Nacional de Riesgos de 2010, del gobierno británico, no incluye los riesgos del cambio climático abrupto o irreversible o grandes cambios al suministro de alimentos o las migraciones como una respuesta al cambio climático. Sugiere que los eventos climáticos severos son probables pero que tendrían relativamente un bajo impacto, comparados con importantes accidentes industriales o ataques terroristas. El registro de riesgos potencialmente indica una confianza mal depositada en la habilidad del gobierno británico de adaptarse al cambio climático a medida que ocurra y una falta de consideración adecuada sobre los riesgos a más largo plazo. Y qué hay sobre las percepciones y actitudes del público en general? El público está sujeto a demasiada información conflictiva y un rango de contextos personales muy amplio como para poder fácilmente formular un juicio fundado sobre el riesgo; todo esto contribuye a la baja prominencia del cambio climático relativo a otras prioridades. Es probable, sin embargo, que el público sea más enemigo del riesgo que los políticos en este tema. Un informe del Ministerio de Salud británico identificó los factores que hacen que el público acepte menos los riesgos, incluyendo si son incurridos involuntariamente (por ej., exposición a la contaminación) en vez de voluntariamente; resultan de situaciones creadas por el ser humano, en vez de naturales; causan daños irreversibles; y son un peligro para las futuras generaciones. Este informe asume que un público completamente informado querría políticas que produzcan un bajo riesgo de cambio climático peligroso y una mayor certeza de evitar cambio climático abrupto o irreversible. 14

15 SECCIÓN 3 Presupuestos mundiales de carbono No hay seguridad de que un presupuesto mundial de carbono dado (Recuadro 3) dé como resultado un incremento de temperatura media mundial preciso. Esta sección, por lo tanto, identifica una serie de presupuestos mundiales de carbono y presenta los riesgos de incremento de la temperatura asociados a ellos. Los presupuestos mundiales de carbono y los riesgos de exceder 2 grados son derivados de un modelo desarrollado por la organización estadounidense Climate Interactive (Ver Apéndice). La Tabla 1 muestra los presupuestos mundiales de carbono para diferentes riesgos de exceder 2 grados. Los riesgos correspondientes de exceder 1,5 grados son mostrados donde es posible. Los presupuestos mundiales de carbono mostrados en la Tabla 1 son pequeños y van en disminución. Esto se debe a que ha habido una falta de acción durante los últimos 20 años para reducir las emisiones de carbono y a que las emisiones actuales son altas y continúan creciendo. Si en 1990 el mundo hubiera acordado un plan global para mantenerse por dentro del presupuesto con una probabilidad de exceder los 2 grados de menos de 33 por ciento, sólo se hubieran tenido que mantener las emisiones constantes por cinco años y luego disminuir a un ritmo suave de 1,5 por ciento por año. El siguiente gráfico (Gráfico 1) demuestra que lo hemos dificultado por el retraso de 20 años. Si lo retrasamos aún más, se convierte en algo imposiblemente difícil. El gráfico claramente demuestra que el mejor momento de haber comenzado a disminuir las emisiones fue hace 20 años, pero que el siguiente mejor momento es ahora. Gráfico 1 Action starts now: Las acciones comienzan ahora Action started in 1995: Las acciones comenzaron en 1995 Delay action: Se demoran las acciones 15

16 Tabla 1 Presupuestos mundiales de carbono y los riesgos de exceder temperaturas medias mundiales de 1,5 y 2 grados por sobre niveles pre-industriales Escenario No. Presupuesto mundial de carbono 2010 a GtCO2e + acciones más estrictas en deforestación % probabilidad de exceder 1,5 grados [9] (12-45) GtCO2e 34 (16 52) GtCO2e 44 (24-63) GtCO2e (27-67) GtCO2e 57 (37-77) GtCO2e 61 (41-81) 16 % probabilidad de exceder 2 grados(rango) Nota: Las cifras asumen que se mantienen los niveles actuales de deforestación salvo donde se especifique lo contrario. Véanse los detalles técnicos en nota al pie. También se excluyen las emisiones de la aviación y de la industria del transporte mundial. Si las emisiones de estas fuentes continúan su crecimiento, entonces los presupuestos mundiales de carbono presentados aquí necesitarán ser más pequeños para obtener las mismas probabilidades de exceder 1,5 o 2 grados. Como puede verse en la Tabla 1, sólo los escenarios 1-4 proveen una estimación central mayor al 50 por ciento de probabilidad de evitar los 2 grados. Los escenarios 5 y 6 ofrecen menos del 50 por ciento de probabilidad de evitar los 2 grados. En comparación, el Instituto de Física (Institute of Physics) ha estimado que las emisiones del Acuerdo de Copenhague podrían llevar a un incremento de la temperatura medial mundial de más de 4 grados, a pesar de su objetivo declarado de evitar los 2 grados [10]. La probabilidad de evitar 1,5 grados disminuye entre el 25 por ciento en el escenario 1 a alrededor del 5 por ciento en el escenario 4. Dado que el conocimiento científico más reciente sugiere que 1,5 grados o menos es el umbral entre el cambio climático aceptable y el peligroso, esta investigación ha enfocado su análisis sobre el escenario 1. Es la opinión de Amigos de la Tierra que los otros escenarios presentan un riesgo muy alto de cambio climático peligroso. Asimismo, este es el único escenario que presenta el exceder los 2 grados como poco probable. Aunque es mucho más deseable una probabilidad de evitar los 1,5 grados, incluso el escenario 1 es excepcionalmente desafiante. Dado que las emisiones entre fueron 400 GtCO2e, el presupuesto total de 40 años del escenario 1 de sólo GtCO2e (redondeado a los 100 más cercanos) requeriría reducciones en emisiones mundiales muy pronunciadas y sin precedentes. Para concluir esta sección del informe: Un presupuesto mundial de carbono de GtCO2e (escenario 1) requerirá una reducción muy pronunciada y sin precedentes de las emisiones mundiales. Incluso esto tiene un riesgo del 75 por ciento de exceder los 1,5 grados y un 30 por ciento de exceder los 2 grados. Amigos de la Tierra considera que incluso este presupuesto tiene mayores riesgos de los deseables. Consideramos a este presupuesto como un máximo absoluto. Para Amigos de la Tierra, los presupuestos mundiales de carbono más altos conllevan un riesgo inaceptable de cambio climático peligroso.

17 Recuadro 3 Qué son los presupuestos mundiales de carbono? Un presupuesto mundial de carbono es una predicción del monto total de gases de efecto invernadero medidos en GtCO2e que todos los países podrían emitir durante un periodo en particular (por ej., 2010 a 2050). Además de supuestos sobre el cambio del uso de la tierra, ofrece una probabilidad de exceder el umbral de una temperatura dada. Desde una perspectiva climática, las emisiones cumulativas es decir los presupuestos son de importancia, en vez de las fechas finales. En el RU, el gobierno ha establecido una serie de tres presupuestos de carbono de cinco años cada uno hasta Estos presupuestos de carbono establecen límites legales sobre cuántos gases de efecto invernadero el RU puede emitir durante estos tres quinquenios. Un presupuesto mundial de carbono es la misma idea en cuanto a que establece límites de cuántos gases de efecto invernadero pueden emitirse mundialmente durante un periodo de tiempo dado. Se emitieron mundialmente 400 GtCO2e de gases de efecto invernadero entre 2000 y Esto ya ha agotado considerablemente el presupuesto total mundial de carbono disponible hasta 2050, y la tendencia es que las emisiones crezcan aceleradamente. SECCIÓN 4 Presupuestos mundiales de carbono implicaciones para países en particular El reparto de un presupuesto mundial de carbono entre las naciones es un tema intensamente político y una de las razones principales por las que las negociaciones sobre el cambio climático han sido extremadamente lentas. Esta sección discute algunos de los principios y factores que están en juego y da ejemplos de cómo el presupuesto mundial de carbono podría ser repartido. La Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático acordó el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, es decir que los países desarrollados deberían hacer el mayor esfuerzo para reducir las emisiones (aunque todos los países necesitan actuar), dado que: La porción mayor de emisiones mundiales actuales e históricas de gases de efecto invernadero se originaron en los países desarrollados; Las emisiones per cápita en los países en desarrollo son todavía relativamente bajas; La porción de las emisiones mundiales originadas en los países en desarrollo aumentarán para hacer frente a las necesidades sociales y de desarrollo. Sin embargo, casi 20 años después de que este principio haya sido convenido, aún no se han acordado los objetivos de reducción de emisiones. Los debates continúan sobre cómo las trayectorias de reducción de emisiones deben ser asignadas (ver Recuadro 4). Si las emisiones históricas se incluyeran en los cálculos de distribución, entonces, como muestra la Tabla 2, se requeriría una reducción de emisiones en Europa, los Estados Unidos y otros países desarrollados de más del 100 por ciento inmediatamente porque consumieron mucho más que su justa parte desde Esto significa que los países desarrollados han acumulado una deuda de carbono muy grande que deberán reembolsar a los países en desarrollo a través 17

18 de transferencias financieras y tecnológicas. Esto les permitirá a los países en desarrollo impulsar sus economías y sacar a sus poblaciones de la pobreza sin recurrir a la energía con una fuerte dependencia del carbono pero sólo si se proveen suficientes fondos y tecnología. Tabla 2: Reparto de un presupuesto de GtCO2e ( ), distintos métodos de asignación Dividido por la población de EEUU (GtCO2e) UE (GtCO2e) Emisiones históricas: desde Emisiones históricas: desde Emisiones históricas: desde China (GtCO2e) Para ilustrar el desafío de vivir dentro de los límites del presupuesto mundial restante de carbono, esta investigación utiliza un enfoque en el que se divide un presupuesto de GtCO2e (escenario 1, redondeado) entre los países, usando una base de emisiones equivalente per cápita, según su población media entre 2010 y 2050 (Tabla 3). Este reparto del presupuesto restante favorecería a los países desarrollados que han emitido la mayor contaminación en el pasado (por ej. los Estados Unidos, el RU). Para compensar el exceso de asignaciones a los países desarrollados, éstos necesitan pagar por el esfuerzo extra que los países en desarrollo tendrán que hacer para poder vivir dentro de los límites del presupuesto con sus menores asignaciones. Estos costos, junto con los de adaptación, no serán insignificantes ya que este esfuerzo extra de los países en desarrollo es probable sean las más caras tecnologías de reducción del uso de carbono. Estimaciones de las cifras varían entre millones de dólares por año para el 2020, prometidos por los países desarrollados en el marco del Acuerdo de Copenhague, a 2 billones de dólares por año por las naciones africanas. Además de ser una posición ética, es también una posición pragmática ya que sólo los países desarrollados pueden recaudar el nivel de dinero necesario para permitirles a los países en desarrollo, desarrollarse sin recurrir a la producción de energía con una fuerte dependencia del carbono, que es más barata. Una investigación reciente de Amigos de la Tierra ha identificado que un impuesto a las transacciones financieras (Financial Transaction tax), además de redirigir los subsidios que se otorgan a los combustibles fósiles y otras medidas como podrían recaudar más de millones de dólares por año [11]. El análisis que se muestra en la Tabla 3, asume que se habrá progresado significativamente en la prevención de la deforestación con las emisiones descendiendo entre 6 GtCO2e por año en el presente a menos de 2 GtCO2e hacia 2040 (si las emisiones forestales no son reducidas en esta cantidad, entonces las trayectorias de reducción de los países deberán ser más pronunciadas). Los presupuestos individuales de carbono, por lo tanto, excluyen las emisiones forestales (favoreciendo a los países en desarrollo) así como las emisiones de la aviación y la industria del transporte y las emisiones integradas en las importaciones (favoreciendo los países desarrollados). 18

19 Tabla 3 Reducción de emisiones para países individuales en base a un reparto equitativo de un presupuesto mundial de GtCO2e ( ) y asumiendo ninguna emisión negativa País Presupuesto de carbono (GtCO2e) Año pico Trayectoria - cambio de porcentaje anual de emisiones Países con emisiones per cápita muy altas Estados Unidos 49, > -15 por año Arabia Saudita 4, > -15 por año Rusia 17, > -15 por año Australia 3, > -15 por año Canadá 5, por año Japón 15, por año Países con emisiones per cápita altas República de 6, por año Corea República Checa 1, por año Alemania 10, ,5 por año Polonia 4, por año UE 67, por año RU 9, ,5 por año Irlanda 0, por año Países con emisiones per cápita medianas Eslovaquia 0, por año Hungría 1, por año Italia 8, por año Suecia 1, ,5 por año México 16, por año hasta 2013, después -5 por año China 193, por año hasta 2013, después -5 por año Chile 2, por año hasta 2014, después -5 por año Tailandia 9, por año hasta 2014, después -5 por año Sudáfrica 7, por año hasta 2015, después -5 por año Siria 4, por año hasta 2016, después -5 por año Países con emisiones per cápita bajas Túnez 1, por año hasta 2020, después -5 por año Brasil 28, por año hasta 2025, después -5 por año Egipto 14, por año hasta 2025, después -5 por año Indonesia 35, por año hasta 2028, después -5 por año Perú 4, por año hasta 2032, después -5 por año Países con emisiones per cápita muy bajas 19

20 India 195, por año hasta 2034, después -5 por año Vietnam 13, por año hasta 2035, después -5 por año El Salvador 1, por año hasta 2040, después -5 por año Bolivia 1,7 Después de +5 por año 2050 Pakistán 35,2 Después de +6 por año 2050 Ghana 4,7 Después de por año hasta 2035, después +5 por año Sudán 8,1 Después de por año hasta 2035, después +5 por año Bangladesh 26,7 Después de +10 por año hasta 2041, 2050 Uganda 8,2 Después de 2050 después +5 por año +15 por año hasta 2045, después +5 por año Las tasas de reducción de emisiones para que los países puedan vivir dentro de los límites de una repartición equitativa de un presupuesto mundial de carbono de GtCO2e son increíblemente sombrías. Los países del Anexo I, como los Estados Unidos, Rusia y Australia necesitan reducir sus emisiones en más de un 15 por ciento por año, mientras que la UE necesitará reducir sus emisiones en alrededor del 8 por ciento por año por las altas emisiones per cápita actuales. Estas tasas de reducción se traducen en los objetivos de la Tabla 4 para 2020, 2030 y 2050 comparados con una línea de referencia de Tabla 4: UE/Estados Unidos/reducciones mundiales sobre valores de 1990 El reparto de este presupuesto mundial de GtCO2e implica los siguientes porcentajes de reducción sobre los niveles de 1990 RU [12] EEUU UE Mundial % -74% -60% +2% % -95% -83% -16% % -100% -100% -68% Para los países en desarrollo, la situación es más complicada. Algunos países ya son altos emisores por ejemplo, en este escenario, Arabia Saudita necesitaría reducciones mayores al 15 por ciento por año y la República de Corea un 10 por ciento por año. Otros países en desarrollo necesitarían aumentar sus emisiones hacia 2015 (año pico) y después reducirlas cerca del 5 por ciento cada año (por ejemplo, China, Sudáfrica, México). Países como Perú, la India y Vietnam pueden continuar incrementando sus emisiones alrededor del 5 por ciento por año hasta la década de Países como Pakistán, Bangladesh, Ghana y Bolivia pueden incrementar sus emisiones más allá de 2050, como muestra la Tabla 3 (desde una base muy baja). Aunque algunos países en desarrollo aumentan por algún tiempo sus emisiones bajo este escenario, sus emisiones per cápita se mantienen mucho más bajas que las emisiones actuales per cápita en los países desarrollados. 20

21 Aunque estas reducciones de emisiones van mucho más allá de lo que se ha considerado hasta hoy, y algunas pueden no ser factibles, las consecuencias de no llevar a cabo estas reducciones llevan consigo un riesgo mucho más alto de cambio climático catastrófico abrupto o irreversible. La investigación al día de hoy sobre cómo reducir las emisiones en países individuales o en grupos de países, al menos en Europa, ha adoptado un enfoque retrospectivo, que involucra determinar los objetivos de reducción en el futuro e ir hacia atrás para ver cómo se los puede llegar a cumplir. Se han llevado estos objetivos mayormente hacia atrás a partir de reducciones del 80 por ciento para Amigos de la Tierra tiene conocimiento sobre sólo un informe de investigación que considera el tipo de reducciones de emisiones en la escala presentada en este informe [12]. Lo que queda claro es que existe una necesidad urgente de identificar qué reducciones de emisiones pueden ser técnicamente posibles si la transición a una economía de baja dependencia del carbono es impulsada lo más rápido posible (es decir, previsión y no retrospección), al mismo tiempo que se llevan a cabo acciones urgentes en todas las áreas donde es sabido que las reducciones mucho más amplias pueden ser posibles. Si la investigación demuestra que esta escala de reducción de emisiones es técnicamente posible y los países desarrollados han provisto los fondos y las tecnologías a los países en desarrollo entonces los políticos necesitan trabajar con otros para convencer a los electorados de que estas reducciones deben llevarse a cabo. Si la investigación sugiere que estos recortes no son técnicamente posibles, o las poblaciones rechazan los cambios implicados, entonces se deberá llevar a cabo un debate societario mundial sobre si las emisiones negativas u otras técnicas de la geoingeniería, que llevan consigo sus propios riesgos significativos, son aceptables (Recuadro 5). La alternativa a no hacer estos recortes es continuar apostando colosalmente con el destino de miles de millones de gente. Los gráficos 2 y 3 muestran las trayectorias relativas de las emisiones per cápita para un rango de países desarrollados y en desarrollo: Gráfico 2 21

SitemapSeason 1 Episode 20 | Dateline | Alita : Battle Angel EXTRAIT VO Motorball